Fallece el SP-15, Josep Calmet Olsina

En febrero - 19 - 2022

Me acaban de informar que ha muerto un AMIGO y cuando me atrevo a ponerlo en mayúsculas es porque tengo la certeza de que todos los que lo conocieron en el entorno en el que muchos nos movemos alrededor de la Academia, se sentirán en estos momentos llenos a rebosar de tristeza y duelo. Era mi amigo desde hace 45 años, de la Academia desde que ésta se creó y de AMESETE desde hace casi diez años. Ha muerto Josep Calmet Olsina, Socio Protector (SP-15) de AMESETE, dejando entre nosotros un vacío difícil de llenar pues su humanidad, sentido de la amistad y firmeza en sus convicciones le hacían un ser especial con el que era fácil comunicarse.
Cuando llegué destinado a la Academia por primera vez en 1977, Pepe Calmet llevaba tres años como delegado en Tremp de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Lleida y, como tal cargo, formaba parte del protocolo de la Academia siendo invitado a todos los actos que tenían lugar en el centro. Actos de todo tipo, desde los que había que soportar durante interminables horas temperaturas superiores a los 40º en la Gran Explanada hasta los lúdicos que terminaban una buena cena con una razonable sesión de baile. Pepe siempre estaba acompañándonos, junto con Pilarín, su esposa, con su sonrisa, su afectuoso abrazo o la más cariñosa felicitación por lo que se estuviese celebrando.
En octubre de 2017, cuando celebramos el 10º aniversario de AMESETE, se hizo acreedor al reconocimiento de la Asociación por ser uno de los cuatro socios, entre los cerca de 400 que formaban en aquella altura su masa social, que realizaban una aportación económica muy superior a los mínimos establecidos. Pero como Pepe era espacial, saber que compartía ese honor con otros tres no debió satisfacerle y al año siguiente comenzó a subir sus aportaciones hasta llegar a ser durante los últimos años el socio más generoso de los 500 que ahora constituimos AMESETE.
En julio de 2020 escribí una serie de artículos en la revista MINERVA de la AGBS, homenajeando a los socios más veteranos de AMESETE a causa de determinadas manifestaciones de personas poco respetuosas con nuestros mayores a las que deseaban un rápido tránsito en plena pandemia. Entre ellas se encontraba dando ejemplo con su esfuerzo y vigor Pepe Calmet. En aquella altura era el segundo socio más veterano con 94 años. Repito, 94 años, y seguía subiendo a todas las Asambleas que celebrábamos en AMESETE, conduciendo personalmente su coche y, como digo en el artículo que le dediqué, sufriendo alguna vez que otra, el inevitable y largo parón identificativo de barreras en cualquier acuartelamiento que se precie. Pero Pepe era mucho Pepe y persistía y … asistía.
Hasta aquí nuestro recuerdo y homenaje a un amigo que nos deja y al que, como hicimos en el citado artículo, despedimos dándole las gracias por su ejemplo y por el honor que nos ha supuesto contar con él como socio.
Todo nuestro afecto y solidaridad con su familia. AMESETE y en especial quien esta reseña escribe, como amigo y como Presidente de su Junta Directiva, os aseguramos que Pepe seguirá estando entre nosotros y su recuerdo nos animará a continuar trabajando con la tenacidad y la la fuerza de voluntad que le distinguieron en su larga y fructífera vida.
General Maldonado
Presidente de la Junta Directiva

Los comentarios están cerrados.